24-07-2020 -

"Todos esperábamos estar en Tokio"


El presidente del COA (Comité Olímpico Argentino) manifestó sus sensaciones respecto a la suspensión de los Juegos Olímpicos que fueron pospuestos para el 2021.

Gerardo Werthein cumple con la cuarentena en Capilla del Señor, a casi 80 kilómetros de Buenos Aires. Allí, donde todos los años se desarrolla la tradicional competencia ecuestre y las jornadas terminan con destacados shows musicales interpretados por artistas internacionales de la talla de Fito Páez o Diego Torres, el titular del Comité Olímpico Argentino (COA) trabaja full time entre reuniones por Zoom, llamadas telefónicas y el contacto permanente con los atletas.

Es una fecha particular para él. Hoy tendría que estar en la ceremonia inaugural de Tokio 2020, pero la pandemia de coronavirus afectó el calendario de la cita internacional que se llevará a cabo entre el 23 de julio y el 8 de agosto del próximo año. “Todos estábamos listos para los Juegos Olímpicos, porque es una celebración que trasciende a lo deportivo. Es un evento que une al mundo sin discriminación social, racial, línea política u orientación sexual. Es un evento en donde se une el mundo de una forma pacífica y especial”, le dijo a Infobae del otro lado de la línea telefónica.

La llama todavía no se encendió en Japón, pero el espíritu olímpico se mantiene vivo en el dirigente que se esfuerza las 24 horas del día en virtud de los protagonistas que buscarán una medalla en la capital asiática. Su cercanía con los deportistas fue una de las claves para impulsar el reinicio de los entrenamientos. Durante los tiempos de aislamiento estricto organizaba encuentros virtuales para acompañar a los atletas en los momentos más duros.

“Con Santi Lange, Ceci Carranza y tantos otros que se fueron sumando compartimos varias sesiones de spinning a través de una aplicación para que no se sintieran solos”, explicó. Pero el 24 de julio dejó una cicatriz que terminará de cerrar el próximo año, cuando la fiesta deportiva más importante del planeta suba el telón. “Todos esperábamos estar en Tokio, pero las circunstancias que nos impuso la madre naturaleza nos obligaron a adaptarnos con mucha más fuerza de la que necesitábamos. Creo que los que más sufrieron fueron los atletas, porque estaban haciendo la puesta a punto para la máxima competencia y de pronto se encontraron en cuarentena. Fueron muchos meses de frustración, pero ellos demostraron la fortaleza y la entereza que tienen”.

A través de las redes sociales se pudieron observar los entrenamientos caseros que fueron desarrollando los distintos intérpretes de las diversas disciplinas. “Comenzaron con los elementos que tenían a mano y otros que les pudimos acercar para que pudieran mantenerse en actividad. Después empezamos a analizar los protocolos para que el deterioro no tuviera daños irreversibles. Fue un gran trabajo en conjunto gracias al Ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, al Ministro de Salud, Ginés González García, el ENARD, el COA y todas las asociaciones involucradas para lograr que nuestros atletas pudieran volver a la actividad en una burbuja controlada. Algunos estaban en el exterior, otros en el interior y otros en el AMBA, pero se tomaron muchas medidas de precaución para evitar contagios y tener el mínimo riesgo”, detalló el directivo.

Uno de los casos más resonantes fue el de Delfina Pignatiello, quien manifestó su preocupación en su cuenta de Instagram y puso en duda su carrera profesional en la natación. Según la mirada de Werthein, “Delfi la estaba pasando muy mal y sufrió mucho”. “Para una joven como ella, que es una gran persona y una gran atleta, fue fundamental el trabajo que hicimos con el Ministerio de Deportes y el Ministerio de Salud para que pudiera volver a entrenar. Todos pasamos por momentos de angustia. Fue lo que nos tocó, pero lo importante es cuidarse y cuidar a la familia”, detalló el titular del COA.

Sin adelantarse a los hechos que impone la nueva normalidad, el dirigente señaló cómo será la preparación individual y colectiva de los argentinos para la próxima cita olímpica. “Por el momento están en una pretemporada. Hay que tener en cuenta que no están en contacto, porque aún no están dadas las condiciones y tampoco hay competencias. La segunda fase será cuando mejoren las circunstancias del Covid, que nos permitan establecer los entrenamientos en contacto. Si se supera esa etapa, podremos dar otro paso haciendo testeos continuos para impulsar distintas actividades, como campamentos regionales por deportes, donde se podrán hacer algunas competencias para que puedan entrar en ritmo. Todo dependerá de cada disciplina, porque algunas que ya están clasificadas se podrán ir trasladando al exterior, a una zona libre de Covid”, detalló.










 

No hay encuestas disponibles.